Cuantifican en unos 250 mil kilos la producción anual de miel en Formosa

La decisión del gobierno provincial de delinear políticas públicas especificas a favor del estrato productivo apícola, está fundado en que se presenta como superlativa dentro de una provincia como Formosa “donde sus mieles se caracterizan por su pureza y variedad otorgada por las floraciones de los montes nativos, ofreciendo mieles multifloras de sabores y características únicas”.

Y atento a que se cuenta con organizaciones apícolas y productores independientes que desarrollan la actividad, se la “apuntala como alternativa efectiva para el desarrollo y conservación de la biodiversidad”.

La provincia viene trabajando de manera activa en mejorar el segmento apícola a través de la cartera de Producción y Ambiente, a fin de consolidar la explotación y hacerla competitiva en el mercado.
Desde el programa Apícola dependiente de ministerio de Producción y Ambiente, se señalo que la producción apícola tiene instalada más de 14.400 colmenas en toda la provincia, y un promedio de producción anual de 250 mil kilos de miel anual.

“Nosotros somos un equipo conformado que atiende a toda la provincia articulando el trabajo con técnicos de todas las regiones de Formosa”, indico la responsable del programa, Andrea Aignasse, quien explicó que las mieles son de gran valor, dado a que “las características que tienen es que son de flores nativas de grandes variedades y hacen que sean aromáticas, muy intensas y al mismo tiempo, que el producto sea valorado”.

La actividad apícola en la provincia es muy pareja, aunque “siempre se despegó un poco la zona del oeste porque tiene valores de producción muy importante” – según mencionó Aignasse – “pero también tiene que ver con el tiempo, ya que al oeste no le fue tan bien en los últimos meses por las altas precipitaciones que se vivió en esa zona”.

Siguiendo esa línea, “las zonas que más producen en el territorio formoseño son el sur de Pirané, centro de la provincia y el departamento Ramón Lista y hay un total de 14.406.000 colmenas”, agregó.
“Lo que tiene que quedar bien en claro es que la miel es un alimento, por lo tanto, este producto tiene varios requisitos del Código Alimentario Argentino y las normas de sanidad”, concluyo.