Destacan los beneficios del mamógrafo digital y el equipo de tomosíntesis en la detección temprana del cáncer de mama

En área de Diagnóstico por Imágenes de los Consultorios Moreno se especializa en la detección temprana del cáncer de mama, es por eso que cuenta con la mejor tecnología en los estudios por imágenes mamarios.

El área de Diagnóstico por Imágenes de los Consultorios Moreno presentó los beneficios de su mamógrafo digital y su equipo de tomosíntesis, una tecnología que apunta a la detección temprana del cáncer de mama, principalmente por la mayor calidad de imagen y una menor radiación. La mamografía digital con tomosíntesis está indicada para el tipo de mamas que son difíciles de visualizar con un estudio convencional ya que permite abrir el tejido para buscar lesiones mucho más pequeñas.

El equipo fue presentado por los mastólogos Miriam Fernández Bedoya y Sergio Aveiro y la especialista en diagnostico por imágenes, Valeria Aranda quienes destacaron la eficacia del equipamiento que brinda un 34% más de detección que la mamografía tradicional y un 40% menos de radiación.

En diálogo con La Mañana, Miriam Fernández Bedoya señaló que se apunta a la detección precoz del cáncer de mama, patología que detectada a tiempo tiene un índice de cura cercano al 90%. “Tratamos de llegar lo antes posible para tratar de enfrentar la enfermedad. El mamógrafo digital es el primero digital puro que hay en Formosa al igual que el equipo de tomosíntesis que dan lugar a la mamografía 3D. En la mamografía común, mayor conocida, tenemos una imagen de la mama que se extrae en forma plana, en la tomosíntesis, en cambio, es la radiografía de la mama pero desde diferentes ángulos. Así se puede ver todo el tejido mamario, o si hay alguna lesión o nódulo tapado porque está superpuesto el tejido”.

En tanto, el mastólogo Sergio Aveiro sumó diferenció entre la imagen obtenida en 2 y 3 dimensiones: “En una imagen 2D sobre algo que tiene volumen pueden haber sectores enmascarados porque nos permite hacer un mapeo de toda la mama que en la mamografía tradicional pueden no verse”.

Así también, indicó que en Argentina es un estudio que se pide en mamas que son difíciles de ver y de difícil evaluación, llamadas técnicamente “mamas densas”. Con este estudio al hacer cortes cada mm y medio se logra ver la mama como en una tomografía.

En 2013 este tipo de tecnología se impuso como un método de reemplazo de la mamografia digital en EEUU, “de manera tal creo que a la larga se impondrá porque es mucho más seguro como método habitual de control anual en mujeres que tengan la indicación”.

Por su parte, la especialista en diagnóstico por imágenes Valeria Aranda especificó que la tomosíntesis te da un 34% más de detección que la mamografía común y tiene un 40% menos de radiación.

“La interpretación de la imagen la realizamos en un monitor con alta resolución que permite agregar o quitar valor a la imagen, oscurecerla, darle brillo, agrandarla y achicarla, almacenar y comparar. Este mamógrafo de tomosíntesis ingresó al país en agosto del 2017 y solo debe haber cuatro en el país. Uno está aquí. Queremos pedirles a las mujeres que lo aprovechen y a los médicos que lo indiquen porque no hay muchas posibilidades en todo el país de realizarse este tipo de estudios. Hoy por hoy, aun sigue siendo un complemento”, agregó.

“El cáncer más frecuente”

Los profesionales coincidieron en que el cáncer de mama es el cáncer ginecológico más frecuente en la mujer y este estudio permite detectar lesiones mínimas: “Lamentablemente, hay colegas desconocen que existe esta posibilidad diagnostica pero es importante que las mujeres sepan que es un cáncer muy frecuente pero que se puede curar. La mamografía ha reducido mucho la presencia de la enfermedad en el mundo y esta tecnología obviamente ahondará en ese sentido detectando tempranamente la enfermedad”.