El municipio de Clorinda intentó desalojar 3 familias sin orden judicial en plena pandemia

La municipalidad sigue con la idea de desalojar a puesteros en el ingreso a Loyola.

Aunque pareciera que ya había sanado la herida de aquel video que dejo expuesto al director de tránsito municipal en un supuesto siniestro con un camión, en la mañana de este martes y bajo un fuerte operativo que incluyo varias camionetas policiales, más de 40 uniformados cuantiosos empleados municipales, maquinas municipales, como topadoras, tractores y una importante intención de sacar a esta gente de ese lugar donde sobre vive hace ya más de 30 anos.

Según se pudo saber por las propias personas que viven en esas casillas, el municipio viene hostigando y amenazando con desalojarlos desde que un integrante de la familia filmó y subió a las redes el momento justo donde supuestamente un camión toca al director de tránsito municipal y lo arroja al asfalto. Ya en la noche del lunes y en las primeras horas del martes los preparativos para demoler las casillas ya estaba.

CONCEJALES

Cerca de las 10 de la mañana se llegaron al lugar concejales del Frente de la Victoria, encabezado por su presidente, el doctor Nicolás Cabral, quien estuvo acompañado por el profesor y actual concejal de la ciudad Luis Jara. Los ediles, primeramente se interiorizaron de la situación previo dialogo con la reconocida profesora y dirigente Azucena Santillán, posteriormente se entrevistaron con las familias y mientras se desarrollaba la charla, tanto la policía, las maquinas, y el personal municipal se retiraban del lugar lentamente.

Según información a la que pudo acceder este medio, el desalojo lo llevarían adelante sin una orden Judicial algo que llamo la atención y sorprendió a propios y extraños, inclusive a un alto jefe de la policía que al ser consultado dijo que él pensaba que la orden de desalojar a la gente y derribar las casillas estaba ‘‘ordenado’’ por la justicia.

Hasta ese momento todo indicaba que la intención del Intendente Celauro era ‘’madrugar’’ a todos, pero algo falló y por eso se tuvieron que retirar del lugar sin poder llevar adelante la orden. Aunque prometieron volver.