Formosa: Una mujer corta el pasto y arregla celulares para mantener a sus hijos.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Natalia Noguera también tiene conocimientos de electricidad y el año pasado se recibió de Auxiliar de Farmacia. La iniciativa y las ganas de salir adelante se hicieron mujer

Natalia Noguera vino desde Buenos Aires a fines de 2015 y vive actualmente en una casa prestada del barrio Sagrado Corazón de María. Hace unas semanas sorprendió con una publicación en su Facebook ofreciendo cortar el pasto. Lo hace para poder sostener económicamente a sus cuatro hijos, Jonathan de 12 años y tres nenas, Cinthia (10), Valentina (7) y María Paz (2).   
“Vinimos desde Buenos Aires con mis tres hijos y mi marido. En Formosa tuvimos un bebé. Seguimos siendo cinco pero con mi bebé, no ya con el papá de mis hijos, que se volvió y cada vez que puede, a veces cada dos o tres meses, le envía algo de dinero. Me dije que nosotros no podemos comer cada tres meses y miraba la máquina y decía que eso era lo único que podía ayudarme”, aseguró a La Mañana
Señaló que las tareas generalmente asociadas al varón siempre le gustaron y contó que lo de cortar pasto surgió a raíz de que la máquina no funcionaba bien, tenía que pagar para que me corten el pasto y para ella era un presupuesto “porque estoy sola y todo me cuesta”. Arregló la máquina y empezó a cortar el pasto para recuperar lo que gastó: “Medio en broma, pero necesitando a la vez, me ofrezco para cortar el pasto y así tener una salida. No pensé que me iban a llamar o tener fe porque las mujeres siempre estamos en segundo plano. Empecé a salir y ya la gente por la calle te llama y te pregunta. Le corté el pasto a una amiga y después ella lo puso en un grupo de WhatsApp y así comenzó todo. Fue un poco y un poco. Es muy reciente”.
“Voy y siempre tengo que retroceder unas cuadras porque me llaman ‘señora, señora’. A veces, me llaman de otros barrios, pero ya no puedo ir, porque no tengo móvil sino que salgo caminando con la máquina al hombro, como se dice, así que siempre tomo trabajos cercanos a La Nueva Formosa”, agregó sobre su labor cotidiana.
Pidió que los que quieran contratarla para cortar el pasto o refacciones en el celular se comuniquen a su Facebook “Nati Noguera”. “Mucha gente me habla porque necesita que le corte el pasto; después están otros que me hablan porque parece que no tienen nada que hacer. Y me hacen perder tiempo. Está el que suma y está el que resta”, agregó.
Mientras estaba embarazada, Natalia también estudió reparación de celulares en el Instituto San Patricio y en diciembre terminó el curso de auxiliar de Farmacia y el taller de electricidad que dictaban en una escuela: “Como mi mamá era sola, me acostumbré y ella me decía ‘tenés que saber albañilería, electricidad, porque si no sabés y no podés hacer, te van a estafar’. Siempre quedó eso, que algo tengo que saber. Del papá de mis hijos también aprendí albañilería y pintura; no hago, pero sé que si llamo a alguien voy a saber”
Los ingresos la ayudan a mantener a su familia. Afirmó: “Tengo el salario de los chicos, pero pagó los impuestos, los servicios y voy ayudando con lo que gano de estos trabajos. Ahora me quitan el sueño los útiles, los uniformes, las chombas, las zapatillas para el ingreso a la escuela y al colegio”. Hace unos días ingresaron a robarle y se llevaron el celular de su hijo. Quince días no salió ni a cortar pasto: “Quedamos muy asustados y no queríamos salir de la casa. Tenía miedo de salir y volver y no encontrar nada o irme y que les pase algo a mis hijos”.
Sobre la repercusión de su caso, señaló que la gente la mira y se codea, y a ella le gusta: “A veces, la gente me para y me felicita y se sorprende al verme con la máquina. Salen y miran. Yo me río”. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.