Gendarmería secuestró mercadería ilegal por casi 2 millones de pesos

Gendarmes realizaron diversos operativos de control de transporte de pasajeros, vehículos particulares y encomiendas

Durante diversos operativos realizados a transportes de pasajeros, vehículos particulares y control de encomiendas, personal de Gendarmería secuestró mercadería del rubro indumentaria y tecnología por un valor que asciende a los $ 1.728.898.

Gendarmes del control de ruta 11 “Fermín Rolón” controlaron numerosos transportes de pasajeros y vehículos particulares, e incautaron 20 celulares con sus accesorios y de origen extranjero, 28 baterías para celular de diferente marca y modelo, 70 cables de USB, 58 auriculares, 47 cargadores, 42 adaptadores, 12 pavas eléctricas, 20 termos, 2 sábanas, 1 acolchado, 6 mates, 6 juegos de vasos, 1 juego de taza con platos de porcelana, 2 juegos de compotera de vidrio, 2 tazas de porcelana, 112 juguetes, 6 seis portarretratos, 9 pares de zapatillas, 2 bombillas, 4 aspiradoras, 1 limpia cristal inteligente, 24 ácidos hialurónicos inyectables, 6 camperas, 14 unidades de fruto exótico totuma, 10 cartones de cigarrillos, y 140 protectores de vidrios templados. Mercadería que ingresó ilegalmente al país y que tiene un valor estimado en $ 627.448.

Así también, se revisaron tres encomiendas de las que se incautaron 15 dispositivos portátiles para la vista, 133 cargadores para celulares, 30 auriculares, 300 fundas de silicona para celulares, 10 cables USB y 115 vidrios templados para celulares, cuyo valor ascendía a los $ 431.900.

Por su parte, efectivos de la patrulla fija del Pozo del Tigre secuestró 1 lavarropas automático, 15 cadenas para motos, 15 juegos de corona y piñon, 30 kits de carburador,

30 flautines de carburador, 10 pares de guantes, 4 cascos para motos, 122 vaporizadores electrónicos, 25 filtros para vaporizadores, 19 unidades de nicotina liquida y 36 pares de zapatillas diferentes marcas, colores y tamaños; mercadería que no contaba con ningún aval aduanero y cuyo valor ascendía a los $ 426.550.

Finalmente, gendarmes de la sección Tatané y Puerto Velaz procedieron a revisar una encomienda retenida a una empresa de transporte que tenía como destino Resistencia y de la que secuestraron 540 baterías de celulares, 1 playstation «ps4» y 6 teléfonos celulares sin ninguna documentación que avale su legal ingreso al país y cuyo valor estimado alcanza los $ 243.000.