Gendarmes secuestraron una encomienda con sustancias químicas prohibidas

Efectivos de Gendarmería Nacional secuestraron una encomienda con 24 frascos de nitrato de isobutyl (Poppers), una sustancia química prohibida que produce efectos alucinógenos en quien la consume.

El procedimiento fue realizado por gendarmes de la Sección Puerto Velaz durante un control de rutina sobre la ruta 11. En esas circunstancias detuvieron la marcha de un transporte perteneciente a una empresa de paquetería que había salido de la ciudad de Formosa y se dirigía a la provincia de Buenos Aires.

Durante el registro detectaron una caja tipo encomienda y, al ser sometida a un control más minucioso a través de un scanner, observaron anomalías en su color y tamaño, lo que llamó la atención de los funcionarios.

Inmediatamente, y frente a la posibilidad de encontrarse ante un hecho ilícito, tomaron contacto con autoridades del Juzgado Federal y la Fiscalía de turno, quienes una vez informados del caso autorizaron la apertura de la encomienda. En presencia de testigos abrieron el paquete y encontraron 24 frascos de nitrato de isobutyl (poppers).

Los gendarmes se comunicaron con personal farmacéutico de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería, a quienes informaron las características del producto incautado. Los profesionales indicaron que son sustancias de venta prohibida en nuestro país y comprendidas como estupefacientes. Nuevamente hablaron con el juez federal, quien ordenó el secuestro de la droga y la apertura de una causa judicial.

Popper es el nombre genérico que designa a ciertas sustancias químicas que se administran por inhalación. Se trata de líquidos incoloros y con un fuerte olor característico que produce efectos alucinógenos en las personas. Su consumo continuado puede causar graves daños neurológicos y alterar la visión.

 

Municiones

En otro procedimiento realizado sobre la ruta 81gendarmes del Escuadrón 5 de Pirané detuvieron la marcha de una camioneta Toyota Hilux para proceder a su control, la cual era conducida por un hombre mayor de edad y se dirigía desde la ciudad de Formosa a Las Lomitas.

Durante el registro los uniformados detectaron varias cajas colocadas debajo del asiento delantero del acompañante y sobre los asientos traseros, y al inspeccionarlas descubrieron gran cantidad de municiones discriminados de la siguiente manera: 725 calibre 12 y 375 calibre 16.

Como el conductor no tenía la documentación que avale el legítimo traslado y tenencia de las municiones, procedieron al secuestro de la carga por orden del juez federal de turno.