La justicia investiga la dudosa muerte de una mujer de 29 años en el hospital de Clorinda

Familiares denuncian mala praxis. Contaron que la mujer fue y vino varias veces al hospital con fuertes dolores abdominales, que fue atendida por diferentes médicos, y que la última vez fue atendida por enfermeros que le aplicaron Dipirona, remedio del cual sería alérgica. Por su parte, la referente del movimiento Darío Santillán Marta Mendoza dijo que la autopsia arrojo que a la mujer se le reventó el apéndice dentro del cuerpo y que en el hospital le aplicaron Dipirona.

Se trata de ROCIO SOLEDAD ESPINOZA de 29 años de edad, quien habría ingresado al hospital de Clorinda con fuertes dolores abdominales y que en un determinado momento se descompenso y murió. Familiares de la mujer dijeron que Rocío hace unos días atrás tenía dolores abdominales, por lo que en primer momento creyeron que padecía Hepatitis, comúnmente conocida en la cultura paraguaya como el “PY´A RURU”, pero que fue tratada por su tío que se dedica como médico “YUYERO”.

Posteriormente y ya en la madrugada de hoy lunes comenzó a vomitar y notaron que su estómago estaba más inflamado, por lo que su madre ANTONIA GLADYS MELGAREJO, la llevo hasta el hospital local donde fueron atendidas por las enfermeras del lugar, quienes le aplicaron un inyectable que se trataría de Dipirona, refiriéndoles que debían sacar turno para ser atendidas por un profesional, y por tal motivo luego de sacar el turno respectivo en la fecha a hora 13.00 regreso junto a su madre, y en circunstancias que se encontraban esperando ser atendidas, Roció se descompenso e inmediatamente perdió la vida.

Luego de lo sucedido, la madre ANTONIA MELGAREJO, comento que su hija ya en otras ocasiones fue atendida por varios médicos del hospital pero que los mismos solamente les dieron inyectables y gotas, para los dolores de estómago que padecía su hija. La madre también dijo que en la madrugada del lunes cuando vino al hospital con su hija, no fueron atendidas por ningún médico de turno, solamente las enfermeras, y éstas supuestamente le dijeron que el medicamento que le colocarían, era ordenado por el Dr. de guardia, por lo que la mujer se quedó tranquila.

Sobre alguna versión de embarazo, la madre de la mujer fallecida desmintió categóricamente y dijo que a su hija se le reventó el apéndice. Cabe señalar que Rocío integraba el movimiento social Darío Santillán quienes al enterarse de lo sucedido se llegaron en buen número hasta la morgue del Hospital Cruz Felipe Arnedo a esperar una respuesta de lo sucedido.