Llaman a concurso para cubrir la vacante dejada por el destituido juez Unzaín

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El pasado 22 de noviembre, el presidente del Consejo de la Magistratura, Dr. Ariel Gustavo Coll, publicó en la web oficial del Poder Judicial de la provincia el llamado a concurso para cubrir el cargo de juez Civil, Comercial y del Trabajo de la Segunda Circunscripción Judicial; cargo del que fue echado recientemente el abogado Fernando Antonio Unzaín. El destituído magistrado pedía que los gendarmes le digan “su señoría” y le hagan la venia.

Con este llamado, el Consejo de la Magistratura abrió el proceso por el cual se inicia un extenso derrotero en el que los aspirantes a jueces deberán presentar, entre otras cosas, un certificado de aptitud psicofísica y someterse a rigurosos exámenes, además de ser examinados por psicólogos forenses.

El cargo vacante por el que ahora se vuelve a llamar a concurso, quedó vacante en este 2018 tras el escándalo que tuviera el flamante juez Fernando Antonio Unzaín, quien fuera denunciado por abuso de autoridad y que determinara más adelante su destitución por parte del STJ.

Unzaín había accedido a la magistratura el 5 de diciembre de 2016, ya que en marzo de ese mismo año, su anterior titular Dra. María Teresa Pérez, dejó la función. Todo ese año -2016- se tomó el Consejo de la Magistratura para llamar a concurso y seleccionar la terna que elevó a la Legislatura el 21 de noviembre de 2016. Los diputados eligieron a Unzaín, quien duró en la función un suspiro, por la no idoneidad comprobada por el máximo tribunal provincial y que acelerara su destitución a mediados de este año, tal como publicó en su momento Noticias Formosa.

 

DE TRIUNFO A DERROTA

Aquel 5 de diciembre de 2016, quien ejercía la presidencia del Superior Tribunal de Justicia era Guillermo Horacio Alucín, ministro que fue el encargado de dar un breve discurso en el acto de juramento de Unzaín. En esa oportunidad, Alucín consideró que el acto implicó un “triunfo del Poder Judicial”, que para el caso del juez Civil, Comercial y del Trabajo de Clorinda devino en una “derrota” de la justicia formoseña.

Alucín, en otro tramo de su discurso, decía a los presentes en el acto que “El Poder Legislativo que tiene la función de designar y el Consejo de la Magistratura que tiene que realizar el proceso del concurso y la selección de los magistrados que van a ocupar los diferentes cargos y funciones que les competen”.

 

Aquí es donde resurge el criterio de selección, ya que pese al exhaustivo examen psicológico al que son sometidos los aspirantes, y a la interpelación de los propios ministros a quienes aprueban los exámenes de idoneidad, en la entrevista personal, a pesar de todo el proceso no es infalible, al contrario, tras la destitución de Unzaín (sin dejar de mencionar una reciente sanción al  juez laboral Portales) puede apreciarse a simple vista que muchos abogados que llegan a la magistratura no están a la altura de las circunstancias.

Es que un juez debe tener un comportamiento social intachable. Su desenvolvimiento en público -y en la vía pública- debe ser el correcto, impoluto, con apego al sentido común.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.