Nanawa: resisten con pasarelas de tarimas.

La «exportación» de cientos y cientos de tarimas o «pallets» hacia la zona comercial de Nanawa se transformó en una actividad económica en sí misma en Clorinda, a partir de la emergencia hídrica que golpea a los vecinos de la orilla paraguaya.
Este lunes, prácticamente la mitad de la zona comercial ya estaba afectada por las aguas que desbordan desde al menos dos frentes, como son el riacho Negro y el río Pilcomayo que la separa del territorio argentino.
Sin embargo, a pesar de esta situación de emergencia, los propios comerciantes se las ingenian para levantar un piso elevado de madera y mantener sus mercaderías provisoriamente lejos del agua, así como colocar una larga pasarela de tarimas sobre la calle principal de la vecina localidad, de manera tal de poder llegar aún a todos los comercios allí establecidos.