Recomiendan tomar los recaudos en el cuidado de las motocicletas

La Policía de la Provincia recomienda a los propietarios de motocicletas tomar medidas de seguridad al dejar sus rodados en la vía pública.

En los últimos tiempos, se registró un incremento de motocicletas que circulan por distintas arterias del centro y los barrios  a la hora de realizar trayectos cortos por la ciudad o para hacer ciertas actividades rutinarias: hacer compras, sacar dinero de los cajeros automáticos o realizar algún trámite, entre otros.

Por eso es necesario extremar las precauciones, tomar ciertas medidas de seguridad y, aunque la parada sea corta, proteger siempre la moto con medidas antirrobo.

A través de las incesantes recorridas de los policías, se pudo observar que las personas comúnmente dejan estacionadas sus motocicletas solo con el “traba manubrios” accionado, siendo escasos los rodados que cuentan con un sistema de seguridad adicional como la cadena con candado.

Lo más llamativo es que muchos conductores dejan colocada la llave de encendido, situación que ha sido constata en al menos siete motocicletas en el transcurso de la semana en esta ciudad, cinco de ellas en zona del microcentro y las dos restantes en el Distrito Cinco.
Ante la falta de cuidado y el abuso de confianza, el “modus operandi” de los delincuentes encuentra terreno fértil para el robo de motos. 

La modalidad delictiva incluye un trabajo previo de observación de aquellos rodados que no cuentan con otro dispositivo de seguridad que no sea “el traba manubrios”.

Estos malvivientes cuentan con elementos “idóneos” conocidos en la jerga como “ganzúas” que son de fabricación casera y las utilizan para destrabar y poner en marcha el motovehiculo, herramienta del cual se deshacen de inmediato tras cometer el hecho.

Desde la institución policial, se reiteran las recomendaciones a la ciudadanía en general para extremar las medidas de protección de los rodados y bajo ningún concepto dejar las llaves colocadas en las motos, que es la situación más común en estos días y que lo detecta con frecuencia la Policía.