Tres sujetos fueron aprehendidos y un oficial de Policía resultó con lesiones al ser agredido por uno de ellos

La Policía detuvo a tres jóvenes que realizaban actividad deportiva en una cancha de fútbol del barrio 8 de Diciembre de Ibarreta, donde uno de ellos agredió físicamente a un Oficial de Policía y se inició una causa judicial caratulada “Infracción Artículo 205 del Código Penal Argentino, Atentado y Resistencia Contra la Autoridad, Intimidación Pública, Lesiones, Instigación a Cometer Delito” con intervención del Juzgado en turno.

El procedimiento se realizó a las 18:30 horas del pasado 24 de octubre del corriente año, cuando efectivos de la Comisaría Ibarreta efectuaban recorridas preventivas en diversos sectores de esa localidad.

Al llegar a una cancha de fútbol ubicada en calle Uruguay y Da Pratto del barrio 8 de Diciembre, observaron que un grupo numeroso de personas participaba de un encuentro deportivo. 

Los uniformados intentaron dialogar con estas personas y hacerles saber que con su accionar contravenían los protocolos establecidos en el marco de la emergencia sanitaria, recibiendo por parte de estas personas insultos y amenazas. A al verse superados en cantidad y a fin de evitar confrontar, los efectivos optaron por retirarse del sitio y conformar una dotación mayor para despejar el evento.

En este contexto, el titular de la dependencia policial con dotación suficiente, minutos antes de las 19 horas se constituyó nuevamente al lugar y una parte del grupo allí reunido optó por retirarse, en tanto otros permanecieron. 

En todo momento a través del diálogo se les explicó de la falta en que incurrían, para luego identificarlos. En ese momento, uno de ellos arroja un golpe de puño al rostro de un oficial ocasionándole lesiones; motivando la aprehensión del sujeto, en tanto las otras personas aprovecharon para dispersarse. 

Una vez identificado, establecieron que se trataba de un joven de 18 años, quien fue trasladado a sede policial a los fines procesales pertinentes para posteriormente presentarse en sede policial la madre del detenido, junto a otras dos personas que también habrían participado del evento deportivo y huyeron del lugar, cuando el policía fue agredido. 

Ante ello procedieron a la aprehensión de ambos, tratándose de dos hombres de 26 y 22 años respectivamente, observándose en ese momento que un grupo de alrededor de 50 personas se juntaban en la esquina de la dependencia policial con el objeto de intentar liberar a las personas detenidas.

Ante esas circunstancias fueron convocados al lugar la totalidad de la fuerza efectiva de la dependencia lográndose de esta manera disuadir y que estas personas se retiren del lugar.

Los tres detenidos fueron examinados por el médico del hospital local, quien determinó que ninguno de ellos presentaba lesiones en su humanidad, mientras que el oficial de policía presentaba lesiones por traumatismo de nariz con herida cortante de carácter leve.

Una vez notificados de su situación procesal, los detenidos por cuestiones de seguridad y ante la situación generada fueron trasladados hasta la Unidad Penitenciaria Provincial N° 1, dándose inicio a una causa judicial por Infracción Articulo 205 del Código Penal Argentino, Atentado y resistencia contra la autoridad, intimidación publica, lesiones, instigación de cometer delito” con intervención del Juzgado en turno. 

El 26 de octubre por orden del Juez interviniente, todos ellos recuperaron libertad ambulatoria, supeditados a ulterior resolución de la causa, siendo examinados por el forense policial de turno quien emitió el informe médico pertinente, estableciendo que todos ellos egresan de la unidad carcelaria sin lesiones en su humanidad

Luego tras la difusión de una denuncia pública por parte de la madre del joven de 22 años involucrado en el hecho en el que había manifestado que su hijo se encuentra internado con lesiones que los policías le ocasionaron, la institución policial inició un sumario administrativo interno para establecer o deslindar la responsabilidad de los funcionarios.